CARTA A MI HIJA INSOPORTABLEMENTE ADOLESCENTE

Aun veo esa niña dulce y tierna que declaraba con entusiasmo: “tengo una piedra en mi pockete”. Hoy trece años después, te has convertido en una adolescente de quince años, casi dieciséis, que lucha por encontrar su rumbo. Una jovencita hermosa con los mismos ojos tiernos que ahora con frecuencia los levanta con desaprobación a... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑