Sobre este blog y quien lo escribe

Latina. Hispana. Minoría.  Es lo que dicen que soy y esas son las categorías en las  que me debo clasificar cuando lleno formularios. Colombiana de origen. Sin plan , pero con maña terminé en Estados Unidos, en la frontera con México, los dos  países que nos han abierto las puertas y que ha visto a mis hijas crecer. Orgullosa de mis raíces, no me siento ciudadana de segunda, pero debo confesar que en muchos ocasiones sufro por los choques culturales. Por eso quizá escribo.

Escribo para luchar contra prejuicios, o mis propios fantasmas. Escribo para mi, para entenderme, para entender, o ¿con la intención de que otros entiendan? Escribo sobre los retos de ser mamá en un mundo bilingüe y bi-cultural, escribo sobre lo que me preocupa, lo que me emociona y me angustia.

Soy mamá de dos intensas adolescentes, una de ellas ya pisando los pasos de la edad adulta y la otra en sus años de drama de la preparatoria, mientras yo voy llegando a la puerta de los cincuenta, casi sin darme cuenta. Solo el espejo, al que no le hago mucho caso, me lo recuerda de vez en cuando. Tengo un marido, compañero de vida, trabajador incansable, que ha luchado con tesón siempre por darnos lo mejor y que considero mi socio y complemento.

Soy periodista por vocación, profesión, herencia y designio, pero por los trucos del destino me he tenido que reinventar y ahora dirijo mi propia empresa, que me da libertad y muchas satisfacciones, no tanto en el bolsillo, sino de esas que se sienten al hacer algo que beneficia a los demás.

Provengo de una familia de mujeres “superiores”, de esas que se adelantaron a su tiempo, que nunca han estado, ni estuvieron supeditadas al marido. Casi todas periodistas y echadas p’alante. Creativas y de carácter fuerte. Desde niña me enseñaron que uno puede lograr lo que se proponga, que el objetivo en la vida no es casarse bien, sino  trabajar por lo que se quiere. En nuestra familia no somos de los que saben vender, sino mas bien de los que compran, somos alérgicos al ajo y a los “lagartos”, como dicen en mi tierra, es decir a los que  adulan para conseguir favores.

En fin, no pretendo de ninguna manera pontificar, ni dar consejos, por eso es SIN PRETENSIONES, porque es mas bien para compartir y abrir un espacio al dialogo para aquellos que me quieran seguir y leer. Gracias.

Marcela Riaño

15 comentarios sobre “Sobre este blog y quien lo escribe

Agrega el tuyo

  1. Querida amiga esos fantasmas que revolotean en tu mente ya tienen formas en las ideas y opiniones de tus propias o prestadas experiencias de vida . Para el que sabe o desea escuchar y ver el otro lado de la cancha le van a ser de mucha utilidad para formar criterios de evaluación ante la situación que como hispanos, latinoamericanos , emigrantes, minorías , legales estamos viviendo ante una marcada discriminacion y prejuicios . Nunca había sido testigo de tanto racismo en mi propia experiencia personal y por la que todo el país está atravesando !
    Esperando tu próxima entrega . Mientras las denuncias señalen todo lo que se puede corregir , sean constructivas a crean un mejor ambiente de tolerancia e integración y busquen soluciones y cambio de esquemas merecen ser comentadas para ser parte de la solución y no del problema . Adelante.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy bien dicho. Yo comparto mucho contigo y me encanta tu estilo elegante de describirlo. Yo tenía muchos retos que nunca pensé los eran pero asi me lo huzo sentir en mi “nueva” vida en mi país adoptivo. El ser mujer, sola, latina, extranjera y con acento. Al final todo funcionó a mi favor con mucho trabajo. Mis retos actuales son otros pero siempre adelante. Contenta de estar donde estoy y de tener amigos cono tu y Jorge Luis. Gracias por compartir
    Rhonda

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo estudie en este pais, y luego me regrese al Peru, De grande regrese como residente y traje a mi hijita de 7 anos. Cuando mi hija entro al colegio aca, un dia me hablo de “los blancos” y de los “negros”. Como yo no creci haciendo diferencias raciales, me quede sorpredida. Entonces le pregunte y tu que crees que eres? Me dijo “mami nosotros somos marroncitas”. En Peru cuando describimos a alguien decimos si es flaco, gordo o feo, nunca decimos es negro o blanco. Espero que mis nietos crezcan orgullosos de nuestras raices latinas y que “ser marroncitos” los enorgullezca. Me encanta como escribes, siguelo haciendo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Lindo tu escrito mil gracias.
    Que bueno que puedas compartir con otros tus experiencias. Yo se que otros países brindan miles de oportunidades diferentes para las familias; se también que muchos de los que se van, se van buscando nuevas oportunidades para sus hijos.
    A veces eso tienta y a mi me ha pasado muchas veces, pero amo tal vez mucho a mi país (no quiere decir que tu no lo hagas), me duele lo que está viviendo y creo que aún puedo hacer mucho para ayudar a cambiar la mentalidad de muchos colombianos.
    Por lo que dices, se que siempre estaras pendiente de recordarles a tus hijas raíces, y el amor infinito por su patria.
    Que bueno que estés allá llevando el nombre de la patria y mostrándole a otros la casta de la que estamos hechos, que nos permite decir: orgullosamente Colombianos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: