Carta a mis hijas después de la victoria de Donald Trump

 

Embed from Getty ImagesNov. 11, 2016

Debo confesar que como mamá quisiera decirles que no se preocupen, porque todo va estar bien. Quiero decirlo, pero no puedo. Y no puedo, porque no lo se. Porque desafortunadamente el resultado de las elecciones recientes en este país ha cambiado las perspectivas de lo que representaba. Porque con el triunfo de Trump, aquellos ignorantes que confunden la educación bilingüe con un tema de migración o que no quieren oír hablar español en el Walmart, esos que tenían guardado su racismo y su odio, se están dando, desde ya, permiso de escupirlo de manera grotesca.

Tú, hija mía que ejercías tu derecho al voto por primera vez con entusiasmo, con la ilusión de que fuera una mujer la que representara tus ideas progresistas y de avanzada, tuviste que chocar contra el muro, no solo ese que pretenden construir en contra de nuestra gente, sino el muro chocante del machismo, del desprecio hacia las mujeres, el que disculpa el acoso sexual y rechaza a las minorías. El muro de la política manipuladora que logró que muchos ignoraran o disculparan comportamientos e ideas peligrosas y destructivas.

Y a ti mi otro tesoro, que apenas comienzas tus años de preparatoria, que apenas distingues la diferencia de las ideas y posiciones políticas, ¿cómo puedo explicarte que en un país lleno de inmigrantes de todas las nacionalidades triunfó un personaje que destila odio, se burla de los demás, es vengativo y que rechaza la diversidad? Y ¿qué te puedo decir si todo el tiempo te estoy hablando en contra de los bullies, que te recalco a diario que hay que ser incluyente, que no debemos rechazar a los demás, que fue precisamente por bully que este señor ganó la presidencia?

Mas triste aun tener que explicarles que en nombre de el cristianismo y de esa fe que con amor hemos querido inculcarles, muchos votaron en contra de lo que les dijeron era el diablo, o el pecado, con un fanatismo miope que no les hace ver que precisamente este personaje representa la maldad encarnada. O acaso ¿qué diría Jesús de sus comentarios racistas? O de su adoración al dinero? O de los afirmaciones sobre querer matar a todas las familias de los terroristas? ¿Eso es ser pro vida? No, yo prefiero creer que mi religión esta basada en el amor y no en el odio y quisiera pensar que nadie quiere revivir la iglesia castigadora y vergonzante de la inquisición.

Vinimos a esta país en un busca de un futuro mejor para ustedes. Buscamos la libertad y la tranquilidad. Soñamos con una sociedad incluyente y hasta ahora así nos habían tratado. Triste pensar que queramos ir hacia atrás. Pero ¿quien dijo que todo está perdido? como canta Mercedes Sosa. Con esta elección si perdimos y perdió el mundo entero. Pero no perdamos la esperanza. Yo no quiero que se callen. Que sepan rechazar la injusticia y luchar por sus derechos, que como dijo Hillary sepan, que aunque “perder duele, nunca deben dejar de creer que luchar por lo que es correcto, vale la pena”.

Un comentario sobre “Carta a mis hijas después de la victoria de Donald Trump

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: